La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

martes, 15 de diciembre de 2009

San Martín nacio en Misiones...

1. Este es un artículo que escribió hace poco un amigo donde intenta "corregir" lo que hasta ahora se lee en nuestros manuales .


2. Demás esta decir que estoy totalmente de acuerdo. Las cosas por su nombre.


Como hijo de la histórica Provincia de Misiones, tengo el deber de afirmar categóricamente y más allá de posturas, versiones o intentos de dar al Padre de la Patria un gentilicio que nunca lo tuvo, no lo usó y menos aún, le corresponde, que su nacimiento ocurrió en un pueblo de Misiones, lejos de la jurisdicción de Corrientes, y por sobre todas las cosas, en territorio americano al que lo veía como una sola nación.



San Martín nació en Yapeyú un 25 de febrero de 1778, en uno de los 30 Pueblos de la Provincia Hispánica de Misiones, heredera del conjunto de las Misiones Jesuíticas desde 1768, y de la cual derivara desde 1810 la Provincia Hispánica de Misiones, arrebatada injustamente por la oligarquía correntina en 1830, con lo cual perdiera su autonomía, felizmente recuperada en la década del 50 del siglo pasado, al crearse nuevamente la Provincia de Misiones.

Su padre era el teniente de Gobernador Don Juan de San Martín, con sede en Yapeyú, y que dependía de la capital de la Provincia de Misiones con asiento en Candelaria.

Podrá ser hoy en día una discusión bizantina, pero a la hora de dar un gentilicio al Padre de la Patria, opto por considerarlo como él mismo se consideraba: ciudadano americano, nacido en Yapeyú, en Misiones.

Ya lo dice el investigador  y periodista misionero Alberto Mónaca: “Para sostener la falacia de que San Martín fue correntino se pretendió siempre incorporar a Yapeyú, como pueblo de “las Misiones Jesuíticas”, llegando al colmo ciertos historiadores correntinos en sostener que ese pueblo fue la capital del por entonces imperio jesuítico cuando la verdad histórica es que Candelaria siempre fue su capital y Yapeyú era una delegación”.

“Con la misma excusa de “las Misiones” se hace figurar a Carlos María de Alvear como el lugar de su nacimiento pero, sin aclarar pueblo alguno, ya que el héroe de la Batalla de Ituzaingó en la guerra contra el Brasil había nacido en Santo Angelo en 1789 cuando este pueblo también pertenecía a las Histórica Provincia de Misiones y que junto a otras seis reducciones jesuíticas son usurpadas por el imperio lusitano en 1801. Con el criterio correntino de apoderarse de Yapeyú cuando nació San Martín, entonces Carlos María de Alvear no se trata de un héroe argentino sino de un héroe brasileño que traicionó a su patria”.

“Por otra parte, Diego de Alvear y Ponce de León, padre de Carlos María, como integrante de la Comisión Científica del Reino de España que llegó al Río de la Plata en 1783, fue autor de una obra que desmiente categóricamente las pretensiones correntinas: “Diario de la Comisión de Límites y Relación Histórica y Geográfica de la Provincia de Misiones”, y nó de “las Misiones”.

Es importante destacar para desmentir que el Libertador fue correntino que fue el propio San Martín quien al contraer enlace matrimonial con Remedios de Escalada el 12 de septiembre de 1812, al preguntársele de donde era nativo, respondió: “soy natural del pueblo de Yapeyú, en Misiones”, no dijo ni en “las Misiones” ni mucho menos “en Corrientes”. (El documento  fue escrito hace 196 años en esa iglesia porteña (de la Merced) el cuando San Martín tenía 34 años. En el acta se lee: “Dn. José de San Martín Teniente Coronel y Comandante del Escuadrón Granaderos de a Caballo, natural del Pueblo de Yapeyú en Misiones...”).



LA VERDAD HISTÓRICA DE LA PROVINCIA DE MISIONES
Algunos antecedentes históricos

1) El 25 de julio de 1771 –siete años antes que naciera San Martín- el Rey de España dispuso un gobernador único para los 30 pueblos jesuíticos con capital en Candelaria y con tres tenientes de gobernadores con sedes en San Miguel, Santiago y Yapeyú;

2) Tanto en 1784 como en 1792, ante las pretensiones de Corrientes de tomar posesión de Yapeyú, el Virrey Márquez de Aviléz y su sucesor Juaquín del Pino, fueron categóricos en negar que se concretara ese objetivo;

3) El 18 de junio de 1810 es la Histórica Provincia de Misiones la primera en adherir ala Revolución de Mayo;

4) El 16 de septiembre de 1810, la Junta de Gobierno de Buenos Aires confirma a Misiones como provincia de las Provincias Unidas del Río de la Plata;

5) Manuel Belgrano, en su viaje al Paraguay, estando en Curuzú Cuatiá, el 15 de noviembre de 1810, reafirma la pertenencia de Yapeyú a Misiones y fija por primera vez al Arroyo Miriñay (al Sur de Paso de los Libres) como límite con Corrientes.

6) El 30 de diciembre de 1810, Manuel Belgrano redacta de puño y letra el Reglamento para la Histórica Provincia de Misiones, la primera Constitución en la República;

7) El 20 de septiembre de 1814, Gervasio Antonio de Posadas, enemigo de Artigas y del sistema republicano y federal de gobierno, como venganza a esos ideales que abrazara Misiones, en forma unilateral y arbitraria crea la provincia de Corrientes –que no existía como tal- a expensas de todos los pueblos misioneros. Ese decreto nunca tuvo vigencia por cuanto no fue aprobado por asamblea alguna de la Confederación Argentina;

8) Desde 1819, con el Tratado de Asunción del Cambay; en septiembre de 1820 con la República Entrerriana; con el Tratado del Cuadrilátero del 25 de enero de 1822 y hasta el 24 de septiembre de 1827 entre Corrientes y Entre Ríos se obligaba a respetar los límites de Misiones y su autonomía;

9) Sin embargo, el 19 de abril de 1830, el gobernador de Corrientes Pedro Ferré, desconociendo y violando todos esos tratados, comienza a ocupar todo el territorio de Misiones;

10) Recién en 1881, por iniciativa del presidente Julio Argentino Roca el Congreso de la Nación aprobó la constitución del Territorio Nacional de Misiones, con los arroyos Chimiray e Itaembé como límites con Corrientes, perdiendo Misiones todo el sector sur-oriental con alrededor de 30.000 kilómetros cuadrados y, por supuesto, la jurisdicción sobre Yapeyú. No obstante esta verdad histórica, se sigue con la falacia que San Martín es correntino cuando la verdad debería aclarar que el Padre de la Patria nació cuando Yapeyú pertenecía a la Histórica Provincia de Misiones y que desde 1881 pasó a jurisdicción de Corrientes.

Cabe aclarar que el proyecto de Roca fijaba al arroyo Miriñay como límite con Corrientes, que fue rechazada por la mayoría que lideraban los porteños con el apoyo siempre de los representantes correntinos. Durante más de 50 años Corrientes usurpó ilegítimamente todos los pueblos de la que fuera la Histórica Provincia de Misiones usufructuando de sus valiosos recursos naturales y explotando inhumanamente a sus habitantes originarios.

El 17 de septiembre de 1879, la legislatura correntina, en homenaje a su benefactor cambió el nombre de Trinchera de San José por el de Posadas, otro agravio e ignominia que todavía venimos soportando los misioneros como Capital nada menos de la Provincia de Misiones.

Sin ánimo de polemizar, tan solo de fijar postura de una verdad que en mi provincia natal se imparte en los planes de estudio escolares, y en los que fui formado desde niño,  quiero en esta fecha del natalicio del Prócer más excelso de América del Sur, afirmar una verdad histórica: San Martín no es correntino, es americano nacido en Yapeyú, Misiones.

Corrientes, Febrero de 2009.

(*) Por Fredy Miranda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada