La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

lunes, 1 de marzo de 2010

historias olvidadas que hicieron a nuestra Patria.. La primer Bandera encargada por Belgrano..

María Catalina Echeverría de Vidal nació en Rosario el 1 de abril de 1782.Sus padres:Tomasa de Acevedo y Fermín de Echeverría.Su esposo:Manuel Vidal.
María Catalina quedó huérfana a muy temprana edad y es adoptada por Pedro Tuella y su familia,quienes la educan como si fuese su propia hija.
En septiembre de 1810 contrae matrimonio con Manuel Vidal, y en agradecimiento a sus padres adoptivos, decide residir con su marido en la casa contigua, con el fin de prestarles los cuidados necesarios en el momento que lo requiriesen.
Una relación de amistad nacida durante la expedición a Paraguay, une a Vicente Anastasio, hermano de María Catalina,con el General Manuel Belgrano. Por este motivo Belgrano, al llegar a Rosario, para hacerse cargo del ejercito, se hospeda en su casa. Desde dicha residencia se podia observar muy bien las tareas de fortificación que se estaban realizando en la barranca de la isla fronteriza.
Belgrano,que deseaba acabar la obra con una ceremonia patriótica, le encarga a María Catalina la confeccion de una bandera.Ella toma toma materiales de la tienda de los Tuella y la confecciona.
La bandera que ella cose con sus propias manos estaba compuesta por dos franjas: una blanca y ora celeste, sin otro aditamento.
Por lo expuesto pensamos en María Catalina , como en una dama patricia, comparable a aquellas otras que bordaron la Bandera de los Andes, en Mendoza.
María se traslada luego a la ciudad de San Lorenzo,donde en una casa que poseía, cercana al convento historica de dicha ciudad, fallece el 18 de julio de 1866, siendo enterrada en la igesia del mismo convento.

Hasta aquí la historia de María Catalina,"la costurerita que cosió la Bandera."
Ella tuvo hijos y su descendencia llega hasta nuestros días y a la localidad de Maria Juana, en la provincia de Santa fe, donde actualmente residen sus tataranietos:María Elena,Horacio y Rodolfo Fernández.
Sus choznos:Ricardo, Beatriz y Gustavo Fernández
sus bichoznos:Guillermo,Carolina y Constanza Fernández.


Agradezco a la Bibioteca Popular de MAria Juana por los datos gentilmente cedidos y a Rafael Chepoyá por permitirme publicar y difundir un poquito de nuestra historia, y lo aliento a continuar con su fuerte espíritu patriotico y su noble devoción por el Padre de la Patria. Ana María.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada