La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

miércoles, 28 de abril de 2010

Sanmartiniana desde la más tierna infancia...

Asi se proclama la Sra. Gladis "Lala" Varayoun, una ciudadana común oriunda de la localidad de MAria Juana,Prov. de Santa Fe, que cada manaña enfrenta la vida con sacrificio y honestidad; como tantos millones de argentinos anónimos.
La convicción de una vida basada en valores de moral y conducta de Lala no sólo son el legado del ejemplo de sus padres sino que mucho tuvo que ver lo asimilado en su vida escolar, donde el principal recuerdo y referente de esa etapa de su existencia fue haber conocido la historia del General donJosé de San Martín.
Hoy, a los 56 años Lala relata con orgullo y emoción:

-Recuerdo que desde muy pequeña me sentí atraída por la figura del General San Martín, me gustaba aprender todo sobre él, y esperaba ansiosamente la semana del 17 de agosto, que en esa época se vivía intensamente, ya que trabajabamos confeccionando láminas,buscando figuras, adornando el aula con frases alusivas y mucho celeste y blanco. cosa que hacíamos con alegria y entusiasmo..
Para mí era emocionante participar en las fiestitas patrias y siempre que podía recitaba un poema para San Martín, que me estudiaba gustosamente de memoria con varios días de anticipación.Estando en tercer grado, recuerdo haber recitado uno muy largo que se llamaba "Historia de San Martín" y que todavía hoy luego de casi 50 años, lo recuerdo de memoria en su totalidad.

-¿Entónces desde siempre te considerás Sanmartiniana?

_-Si,desde muy pequeña admiré a SanMArtín y lo consideré una figura sagrada,un modelo a seguir , no sólo por su gran obra patriótica sino por su ejemplo de vida, sus valores como ser humano,de él aprendí mucho.

_¿ Que pensás de la escuela actual en relación a este tema?

- Cuando veo el poco interés que tienen mis nietos por nuestra historia o por figuras como San Martín siento triteza, me apena ver como cambiaron las cosas, como dejó de tener prioriedad fomentar en los niños el amor y respeto por la Patria y por los valores fundamentales para tener una vida digna en el futuro.Los chicos no tienen culpas lógicamente.Yo creo que habría que reflexionar sobre este tema y volver un poco a aquella enseñanza más profunda, no sólo desde la escuela sino desde los hogares.

Lala comenta sus dos visitas al Cerro de la Gloria, en Mendoza y reconoce su emoción cada vez que concurre a esos sitios donde se siente el espíritu vivo del general,además del orgullo de sentirse sanmartiniana desde su corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada