La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

domingo, 30 de mayo de 2010

LEGITIMO ORGULLO.


María Elena Fernandez tiene 83 jovenes años, nació y toda su vida vivió en la localidad de Maria Juana,Prov. de Santa Fe.
Ella es poseedora de una especial particularidad: tiene el inmenso orgullo de ser la tataranieta de María Catalina Echeverría de Vidal; "la costurerita" encargada de cofeccionar la primera bandera celeste y blanca, por expreso pedido del gral.Manuel Belgrano.
Al llegar a Rosario para hacerse cargo del ejército Belgrano se hospeda en su casa ,debido a la amistad que lo unía a Vicente Anastasio, hermano de María, y además porque desde allí él podía observar muy bien las tareas de fortificación que se estaban realizando en la isla fronteriza.
Como Belgrano deseaba acabar la obra con un a ceremonia patriótica le encarga a María Catalina la confección de una bandera, que ella realiza gustosamente.

María Elena cuenta que sus antepasados siempre recordaron esta historia a las nuevas generaciones de la familia.Su abuelo, Cipriano Fernandez fue mayor militar del ejército y peleó contra los indios en la prov. de Santa fe, como sus acciones siempre fueron exitosas el ejército , en ese entonces, lo premió otorgándole un terreno inmenso en las afueras de ROsario , de donde era oriunda toda la familia.Esos terrenos estaban ubicados donde ahora se encuentra el puerto de aquella ciudad.
Luego de algunos años, por desaveniencias familiares Cipriano decide mudarse al interior de la provincia, es así como en el año 1907 se radica en la localidad de Maria juana,distante 240 Kms. de Rosario.
Allí cumple funciones como juez de paz durante 5 años, hasta que fallece.
Su hijo Ricardo, bisnieto de María, formó su familia en la localidad, tuvo 3 hijos , de los cuales aún vive María Elena.
Otra rama de la familia descendiente se encuentra radicada en la ciudad de Rosario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada