La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Los Granaderos Guaraníes...


Para la Guerra de la Independencia, se crearon nuevos cuerpos castrenses. Buenos Aires solicitaba hombres a las provincias para conformarlos. Misiones aceptó el reto, y envió 283 aguerridos guerreros guaraníes para integrar exclusivamente el Regimiento de Granaderos a Caballo. De ellos 80 eran oriundos de Apóstoles.

Apóstoles también envió 30 expertos fundidores (de los pocos que por entonces conocían la profesión en la naciente Argentina, pues la Misión jesuítica de Apóstoles tenía la única fundición de metales de las reducciones) a la Fábrica de Pólvora y Fusiles de Buenos Aires, que luego fueron puestos a las órdenes de Fray Luis Beltrán  en idéntica fábrica de Mendoza. Además de Miguel Chepoyá se destacaron como jefes bajo las órdenes de San Martín: Matías Abucú -fue quien condujo el contingente desde Misiones hasta Buenos Aires ; Miguel Abiyú, Andrés Guayaré, y Juan de Dios Abayá. Entre los soldados, sobresalieron Santiago Guaichá y Lorenzo Purey .
 
  Abiyú participa en la batalla de San Lorenzo, luego renuncia al Regimiento de Granaderos para ponerse a las órdenes de Andrés "Andresito" Guacurarí y Artigas. Guacurarí, lucha en contención de las invasiones bandeirantes paulistas portuguesas. Cuando Andresito es capturado por los bandeirantes, Matías Abiyú se desempeña como soldado bajo las órdenes de Francisco Javier Sití (sucesor de "Andresito"). 


Fuente: Herencia Misionera , Poenitz, A y Snihur, E


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada