La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

martes, 1 de junio de 2010

JUNIO.mes de la BANDERA-

Estamos comenzando el mes de la Bandera Nacional, el más sagrado símbolo patrio que nos identifica como argentinos.Honrarla, respetarla y ser dignos de Ella es nuestra mayor obligación como ciudadanos responsables.
En este año especial del Bicentenario de la Patria la tenemos doblemente presente, enarbolando plazas, ciudades y pueblos de todos los rincones del país.La oportunidad es excelente para reivindicar valores perdidos,para crear conciencia que la mejor forma de rendirle honores es teniendo una actitud civil correcta , inspirándonos en aquellos que sin PEDIR NADA A CAMBIO dieron todo por la Patria.
Belgrano y SanMartín fueron los máximos exponentes de ello.
Basemos nuestros anhelos de un futuro mejor guiándonos de sus enseñanzas, pongamos como objetivo principal la construcción entre todos de un país grande reflejándonos en la obra de aquellos hombres , que no anhelaban otra ambición mayor que el bienestar del mismo.
Ellos fueron valientes en las armas, nosotros debemos ser valientes y convencidos en nuestras acciones como ciudadanos serios y comprometidos.

La Bandera, recordemos, es algo más que el festejo de un mundial de fútbol o el fervor de una fecha patria.
La Bandera es nuestra vestidura sagrada, nacimos bajo sus preciosos colores, renovemos nuestro juramento de ser dignos de Ella hasta el último día de nuestra existencia.
Ana María

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada