La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

miércoles, 28 de julio de 2010

CARTA DIRIGIDA POR EL GRAL. SAN MARTÍN AL REVERENDO PADRE GUARDIÁN, DEL CONVENTO SAN CARLOS,16 DE MAYO DE 1813.

Bs As, 16 de mayo de 1813

Rdo Padre Sr. Padre García

Muy Sor Mio y apreciado amigo:- Sin duda alguna dirá usted que el Coronel de Granaderos se ha olvidado de usted y de su apreciabilísima comunidad, no Sor; los beneficios del Convento de San Carlos están demasiados grabados en mi corazón para que ni el tiempo ni la distancia pueda borrarlos, pero un sin número de ocupaciones, y por otra parte su conocida indulgencia me ha hecho ir demorando de día en día,ahora que es urgente lo hago para lo siguiente.

Es indispensable que sin pérdida de tiempo me remita usted un Memorial para la Asamblea con los nombres de todos los religiosos de esa, solicitando para ello la Carta de Ciudadanos, por este medio se acaba de remachar ese virtuoso Establecimiento, ya está hablados la mayor parte de los miembros de la Soberanía y espero que saldrán ustedes airosos.

Diga Usted un millón de cosas a esos virtuosos Religiosos,asegúreles usted los amo con todo mi corazón y que mi reconocimiento será tan Eterno como mi existencia.

Deseo a usted la mayor salud y que cuente con todo el afecto de su servidor.

JOSÉ DE SAN MARTÍN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada