La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

domingo, 1 de mayo de 2011

El mayor orgullo del General...

Frente a la hostilidad de Buenos Aires y luego de la muerte de Remedios, San Martín toma a su pequeña hija Mercedes, su baúl de cuero , cargado de títulos y honores y se embarca en la fragata "Le Bayonnais" rumbo a Europa.
Francia le impide desembarcar por que en su equipaje llevaba diarios que eran considerados republicanos y se tenían como una publicación peligrosa para el pueblo francés.
Siguió rumbo a Londres , estaba obsesionado con la educación de su hija, en la cual invirtió sus pocos bienes y dinero.
Con los años la cosecha dió sus frutos, ya que Mercedes se convirtió en una mujer refinada y muy culta , que contrae enlace con Mariano Balcarce, hijo de don Antonio González Balcarce. San Martín se siente feliz por esta unión y su recompensa es pasar una vejez tranquila y en compañia de su hija , yerno y sus dos nietas, finalmente instalado en Grand_Bourg,Francia.
Mercedes veló personalmente por la salud de su padre hasta su último suspiro.
San Martín reiteraba su alegria mayor:
" Aunque es verdad que todos mis anhelos no han tenido otro objeto que el bien de mi hija amada, debo confesar que la honrada conducta de ésta y el constante cariño y esmero que siempre me ha manifestado han compensado con usura todos mis esmeros,haciendo mi vejez feliz".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada