La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos. Jose de San Martín.

Editorial

Por Ana María Valentino
En este mundo cada vez más globalizado la sociedad se presenta día a día más deshumanizada e individualista.
Desaparecen valores e ideales nobles.Nuestros jóvenes estás sin brújula que los guíe.
Sus padres ocupados por sobrevivir o por tener más y más..
Es tiempo de REFLEXIONAR. De mirar hacia adentro y reconocer mezquindades y falencias, es tiempo
de proponernos un cambio profundo, para nuestro bien y el de las generaciones futuras.
EL general José de San Martín no sólo nos legó la libertad como Nación sino que también nos dejó sus enseñanzas de vida.Las Máximas a su hija Mercedes hablan de su sabiduría , su grandeza y su humildad, condiciones que lo caracterizan mas allá de su gloria militar.
Leyendo esas Máximas es posible comenzar a reflexionar sobre nuestras propias actitudes de vida,disponernos a asumir nuestros errores y proponernos un cambio. Comprender que la soberbia y el materialismo desmedido no conducen nada bueno ya será una forma de aportar un granito de arenapara construir una sociedad má s humana y por consiguiente una PATRIA mejor.
Tomemos como referencia las enseñanzas de nuestro General y tratemos de inculcarlas en nuestros niños desde pequeños tal como él lo hacia en su hija Merceditas,y no dudemos que el tiempo dará sus frutos.

lunes, 6 de junio de 2011

MARÍA DE LOS REMEDIOS DE ESCALADA DE SAN MARTÍN


Hija de Antonio José de Escalada y Tomasa de la Quintana de Aoiz y Larrazabal.
María de los Remedios de Escalada y Quintana nace en Buenos Aires el 29 de noviembre de 1797.
Se casa con José de San Martín, el Libertador, el 12 de septiembre de 1812.
Fallece el 3 de agosto de 1823.

La corta vida de esta frágil pero valiente mujer no fue impedimento para dejar su imborrable huella en nuestra historia.
Poco más que una niña es cuando el destino la une al General San Martín , merced a un auténtico amor que nace entre ambos casi a primera vista.
Remedios supo, a pesar de su cortísima edad , ser la compañera ideal para quien sería el mayor héroe americano de todos los tiempos , acompañándolo incondicionalmente en la colosal empresa que San Martín llevara a cabo para libertar América.
Ella lo espera paciente , y él vuelve siempre a sus cálidos brazos , donde encuentra la contención luego de la cruenta lucha.
Ya en Mendoza, Remedios contribuye arduamente con la causa de su esposo, al tiempo que da a luz a la única hija de ambos, Merceditas.
El amor profundo por su esposo y el patriotismo auténtico que Remedios siente en su corazón la convierten en una verdadera guerrera, que desde su lugar impulsa con fuerza y convencimiento la epopeya emprendida por San Martín.
Remedios se convierte así en un ejemplo de mujer de nuestra historia, su corta pero intensa vida al lado del general fue frutífera y un engranaje fundamental para que él cumpliera su destino.
Sin duda alguna detrás de este gran Hombre hubo una gran Mujer...


¿Fue en la Alameda?, ¿fue en lo de Escalada?
¿Acaso en un gentil minué severo,
el guapo y misterioso granadero
enamoró a la niña jazminada?
¿Quien sabe! más la flor alada,
embalsamó el destino del guerrero,
y hubo sarao y clavecin parlero
en la casona de los Escalada...


(Efraín Mayer)

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada